Espinacas (0)

La espinaca está compuesta en su mayoría por agua. Es rica en vitaminas; A, C, E, K, así como vitaminas del grupo B (B1, B2, B6) y ácido fólico (vitamina B9). En el apartado de los minerales encontramos; calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso y fósforo. También contiene sustancias antioxidantes como los flavonoides y carotenoides (luteína, zeaxantina y neoxantina). Además nos aporta una buena cantidad de ácidos grasos Omega-3. Otra de las ventajas de consumir espinacas es su baja cantidad en grasas hidratos de carbono.
Dentro de la gran variedad de vegetales que podemos encontrar, la espinaca es uno de los que más proteínas contienen. También es rica en fibra sobre todo en los tallos.

Por todo ello el consumir espinaca es muy beneficiosa para nuestra salud y la de los pequeños de la casa.

Algunas recomendaciones:
Como elegir la mejor espinaca: cuando vayamos al mercado, elegiremos aquella que tengan un color verde brillante en sus hojas, y los tallos frescos y crujientes. Evite comprar las que tengan un tono amarillento o con las hojas dañadas.

Cuál es la mejor forma de almacenarlas en casa: para mantener sus propiedades nutricionales el mayor tiempo posible las conservaremos dentro del frigorífico (heladera), en la zona para verduras. Sobre todo no debemos lavar las espinacas antes de introducirlas en el frigorífico, ya que se estropea harían antes, lo mejor es meterlas en una bolsa de plástico sacando el aire que tenga dentro, o utilizar bolsas de vacío. Si las espinacas son frescas podremos conservarla sobre unos cinco o seis días.